Kilómetros por sonrisas - Álvaro Neil Ampliar

Kilómetros por sonrisas - Álvaro Neil

Objetivo: recorrer Sudamérica en bici ofreciento espectáculos de circo gratuitos a favor de las personas más humildes. Fueron 19 meses, cerca de 32.000 kilómetros (más de seis veces la distancia entre Madrid y Moscú), y 49 espectáculos para más de 20.000 personas. El proyecto fue auto-financiado, pero como el coche que tenía no era un BMW, sólo le dio para 5 euros al día

Más detalles

AUTOEDICIÓN

15,00 €

Kilómetros por sonrisas - Álvaro Neil <div id="idTab1" class="rte"> <p style="text-align: justify;"><strong>"Ayer mismo, comentaba con mi mujer tu libro y llegamos a una conclusión. Dios existe, pero se ha ido, como siempre, con los más necesitados" (D.Fernández Venegas)</strong></p> <p style="text-align: justify;">Dos meses antes de embarcarse en esta aventura, el autor trabajaba en una notaría de Madrid redactando testamentos y otros documentos harto interesantes. Álvaro Neil (léase Al-varonil) estudió Derecho, pero es clown de nacimiento. El 8 de octubre de 2001 aterrizó con su bicicleta y los artilugios de payaso en La Paz (Bolivia), para desarrollar el proyecto <em>Kilómetros de sonrisas</em>. Su objetivo: recorrer Sudamérica en bici ofreciento espectáculos de circo gratuitos a favor de las personas más humildes. Fueron 19 meses, cerca de 32.000 kilómetros (más de seis veces la distancia entre Madrid y Moscú), y 49 espectáculos para más de 20.000 personas. El proyecto fue auto-financiado, pero como el coche que tenía no era un BMW, sólo le dio para 5 euros al día. <br /><br />Padeció en su propia cartera la última gran cisis económica argentina y el paro general contra Chávez en Venezuela. El ejército colombiano estuvo a punto de expulsarlo del país, pero su nariz de payaso le salvó el pellejo. Atravesó la ruta 40 en la Patagonia, el mayor corredor de viento del mundo, y pedaleó a más de 4.900 metros en la cordillera de los Andes</p> </div>
15,00 €

"Ayer mismo, comentaba con mi mujer tu libro y llegamos a una conclusión. Dios existe, pero se ha ido, como siempre, con los más necesitados" (D.Fernández Venegas)

Dos meses antes de embarcarse en esta aventura, el autor trabajaba en una notaría de Madrid redactando testamentos y otros documentos harto interesantes. Álvaro Neil (léase Al-varonil) estudió Derecho, pero es clown de nacimiento. El 8 de octubre de 2001 aterrizó con su bicicleta y los artilugios de payaso en La Paz (Bolivia), para desarrollar el proyecto Kilómetros de sonrisas. Su objetivo: recorrer Sudamérica en bici ofreciento espectáculos de circo gratuitos a favor de las personas más humildes. Fueron 19 meses, cerca de 32.000 kilómetros (más de seis veces la distancia entre Madrid y Moscú), y 49 espectáculos para más de 20.000 personas. El proyecto fue auto-financiado, pero como el coche que tenía no era un BMW, sólo le dio para 5 euros al día.

Padeció en su propia cartera la última gran cisis económica argentina y el paro general contra Chávez en Venezuela. El ejército colombiano estuvo a punto de expulsarlo del país, pero su nariz de payaso le salvó el pellejo. Atravesó la ruta 40 en la Patagonia, el mayor corredor de viento del mundo, y pedaleó a más de 4.900 metros en la cordillera de los Andes